Federación chilena de derechos animales: bienestarismo disfrazado

10857989_10205521783138572_4439927010113735194_n

 

El 6 de junio de 2015 se dio a conocer la nueva federación chilena conformada por organizaciones “abolicionistas”, que tiene como fin coordinar los trabajos de cada organización y respaldar mutuamente sus propuestas. La federación define de manera explícita que las organizaciones trabajan por los derechos animales, veremos si esto realmente es así.

En primer lugar, la noción de filosofía o teoría de derechos animales, ha sido manoseada por muchas organizaciones y activistas por los demás animales. Apenas se acercan a su real significado y sus fundamentos.

La filosofía o teoría de los derechos animales establece que todos los animales (humanos y animales no humanos) con capacidad de sentir, tienen derechos morales intrínsecos que deben ser respetados. Existe un derecho fundamental para todos los seres sintientes: el derecho a no ser tratado como propiedad. Este derecho es fundamental, porque cualquier otro interés (a la vida, a la libertad, etc.) tendrá conflicto con los intereses del propietario.

Se distinguen cuatro intereses básicos en todos los animales con capacidad de sentir:

1) El interés por la vida – en continuar existiendo-.

2) El interés por la libertad – no estar sometidos a la voluntad de otros-.

3) El interés por la integridad física – daños físicos o psíquicos-.

4) El interés por disfrutar – placeres y deseos-.

Estos intereses se traducen en derechos morales (derecho a la vida, derecho a la integridad física, etc.), una clase de derechos que existen independientemente de la cultura, especie, situación económica, sexo, ubicación geográfica o cualquier otra característica distinta a la capacidad de sentir.

Ninguna de las organizaciones que integra la Federación Chilena de Derechos Animales trabaja por los derechos animales. Trabajar por los derechos animales implica tratar cuestiones morales que involucren a los humanos y animales nohumanos. Nosotros también somos animales, por tanto, no hay razón para llamar a los demás animales como “animales”, diferenciándolos de manera arbitraria con los humanos, eso es especismo. Lo correcto sería decir que se trabaja por los derechos de los “demás” animales, el “resto” de animales, los “otros” animales o animales nohumanos.

Defender los derechos de los animales (la filosofía de los derechos animales), implica necesariamente adoptar una postura abolicionista. Una postura abolicionista (respecto a los nohumanos) implica suprimir la idea de que los demás animales son objetos, reconociendo que son sujetos, es decir, personas. Decir que las organizaciones que integran la federación son abolicionistas, es una mentira, pues no es esa la idea que defienden.

La lista de las organizaciones que integran la Federación es algo extensa, pero mencionaré algunas organizaciones más conocidas en Chile. Cualquiera puede consultar la lista completa en la página de la Federación y podrá darse cuenta de lo anteriormente expuesto.

Vegetarianos Chile: Organización especista que promueve el vegetarianismo y la famosa campaña “Lunes sin carne”.

  • No educa sobre el veganismo ni sobre los derechos de los demás animales.
  • Promueve la explotación animal con su campaña “Lunes sin carne”
  • Promueve el vegetarianismo.

No más vivisección: Organización especista que tiene una campaña monotemática (de un solo tema), centrada en la experimentación en los demás animales.

  • No educa sobre el veganismo ni sobre los derechos de los demás animales.
  • Campaña especista y bienestarista, centrada en el sufrimiento de los nohumanos.

Ecopolis: Organización especista y bienestarista, centrada en campañas monotemáticas y la denuncia del “maltrato” animal, en lugar de su explotación.

  • No educa sobre veganismo ni sobre los derechos de los demás animales.
  • Campañas especistas, enfocadas en el “trato” que reciben los demás animales.
  • Promotora de reformar la esclavitud animal, a través de leyes regulacionistas.
  • Organización corporativa, participa de proyectos de tenencia responsable del gobierno chileno.

Cefu: Organización especista y bienestarista, centrada en denunciar el “maltrato” animal, mutilaciones (mal llamado esterilizaciones o castraciones), rescates y adopciones de nohumanos.

  • No educa sobre veganismo ni sobre los derechos de los demás animales.
  • Campañas especistas, enfocadas en el “trato” que reciben los demás animales.
  • Promotora de reformar la esclavitud animal, a través de leyes regulacionistas.
  • Organización corporativa, participa de proyectos de tenencia responsable del gobierno chileno.

Estas son algunas de las organizaciones que integra la federación. Las demás comparten las mismas características; especistas y bienestaristas.

¿Por qué especistas y bienestaristas?

El bienestarismo campañas monotemáticas (de un solo tema) centradas en abolir un área de explotación (circos con animales, experimentación animal, rodeo, etc.), proyectos de ley o cualquier iniciativa que se centre en un interés en particular (como reducir sufrimiento y aumentar disfrute), no reivindica el derecho fundamental de los nohumanos: el derecho a no ser propiedades. Este tipo de campañas pertenecen al nuevo bienestarismo o neo-bienestarismo, como lo describe Gary Francione, en su libro Lluvia sin truenos.

tradicional considera que lo moralmente relevante es el sufrimiento que padecen los demás animales. No importa el uso que hagamos de ellos, lo relevante para el bienestarismo es el sufrimiento. Esta ideología ha sido defendida por décadas a través de organizaciones, activistas y autores como Peter Singer.

Las campañas monotemáticas son especistas en sí mismas, porque tratan moralmente de manera diferente a animales nohumanos, en una explotación en particular. No hay ninguna diferencia moral entre los zoológicos, la caza o los mataderos. Todas esas prácticas son inmorales en sí mismas, porque reducen a los demás animales a meras cosas o recursos para nuestros fines. No se trata de un problema distinto que merezca un tratamiento distinto. Toda forma de explotación nohumana se debe a la mentalidad especista, la idea que los demás animales existen para el servicio de los humanos.

Además de lo especista o inmoral que pueden ser este tipo de campañas o iniciativas, son inútiles y agravan el problema del especismo. Son inútiles porque no tratan la raíz del problema (especismo) y de alguna manera se compensan con otra forma de explotación animal nohumana. Así ha sucedido históricamente con las prohibiciones o campañas enfocadas en una determinada explotación. Con la prohibición de la industria peletera (se compensa la venta de pieles en otro país), la prohibición de la caza de ballenas (se compensa con la caza de atúnes) y así sucesivamente. Si denunciamos una práctica en particular, estamos diciendo que ciertos nohumanos merecen más consideración moral que otros y que el problema no radica en el “uso”, sino en el “trato” que reciben. Actualmente las prohibiciones no pueden enfocarse en el “uso”, porque los nohumanos son tratados como propiedades.

Las propiedades no pueden tener derechos y cualquier valor que se reconozca en los nohumanos, es de valor instrumental. Sus demás intereses no pueden considerarse, porque están condicionados a su estatus de propiedad. Cualquier reconocimiento de sus intereses o derechos, tendrá conflicto con los intereses del propietario. Por tanto, si nos importan los demás animales y entendemos que no deben estar sometidos a esclavitud o explotación, debemos reconocer este derecho fundamental. Esto resulta bastante lógico, porque los nohumanos no son cosas u objetos, son sujetos. No quieren estar sometidos a la voluntad de los humanos, no hay razón que justifique negarles este derecho que reconocemos en los humanos. Si leemos las constituciones de las naciones, el primer derecho que se concede a los humanos es el derecho a no ser propiedades (esclavos o mercancías). Se entiende que sin este derecho es imposible hablar de otros derechos, porque todo estaría condicionado a su estatus de propiedad.

Si educamos sobre veganismo como un principio ético que rechaza la explotación de los nohumanos (es la definición que hizo Leslie Cross en la Vegan Society) da tratamiento directamente a este problema. Ya que el veganismo reconoce la condición de persona de los nohumanos y su valor intrínseco, se opone a su explotación, pero también da tratamiento al especismo y a cualquier forma de discriminación arbitraria que se haga contra ellos.

En definitiva, ninguna de las organizaciones que integra esta federación aboga por los Derechos de los demás animales y su derecho fundamental a no ser propiedades de los humanos, pues la mayoría ignora el veganismo o hace una definición distorsionada, centrándose en el “trato”en lugar del “uso” que se ejerce sobre los nohumanos.

Algunas organizaciones deberían replantearse sobre la ética de su activismo. Como Animal Libre, que promueve el veganismo en la práctica, pero no íntegramente como principio ético. En efecto, si está a favor de una campaña monotemática está siendo especista, aunque promueva la práctica del veganismo en otros ámbitos; incurre en una incoherencia, por tanto no consideraría a esa organización como vegana.

Autor Nicole Sandoval Cañas

Anuncios

13 thoughts on “Federación chilena de derechos animales: bienestarismo disfrazado

  1. Veo una confusión entre sistemas de representación.

    Yo diría que una cosa es còmo alguien trata a los animales y otra es còmo dice (o se abstiene de decir) que los trata.

    Y una cosa es que la explotación ganadera sea inmoral, tanto como los zoos y otras formas, y otra cosa es identificar una campaña contra los zoos como inmoral.

    1. Perra García

      Por supuesto que la explotación ganadera es inmoral, como cualquier utilización de los nohumanos ¿por qué habría de ser diferente en la consideración de sus intereses? Las campañas monotemáticas hacen una discriminación arbitraria, defienden a determinados nohumanos en función de la especie. Nadie hace campañas monotemáticas contra el sufrimiento de las abejas, de los gusanos de seda o los roedores exterminados en las casas. La mayoría de este tipo de campañas defienden a mamíferos o nohumanos similares a nosotros, eso es especismo.

      El especismo es dar consideración moral en función de la especie, dar un trato distinto a determinados individuos. Pretender abolir una determinada forma de explotación animal, es especista, se da una consideración moral arbitraria que no está justificada. ¿Por qué circos con animales, rodeo o experimentación en animales?, todas ellas parten por un mismo problema en concreto: el especismo. Por tanto, lo lógico es que tratemos toda forma de explotación animal a través de un principio que reconoce su condición de personas nohumanas, el veganismo.

      1. Se realiza una identificaciòn errónea, vuelvo a decir. El hecho de que determinada actividad sea inmoral (como los zoos), no implica que el activismo en contra de esa actividad lo sea también… El activismo en contra de los zoos –en pro de los derechos de los animales esclavizados en zoos- no excluye por definiciòn lo necesario o justo del activismo en contra de, por ejemplo, la ganadería. Ni en tèrminos pràcticos (jurídicos-polìticos), ni en términos morales, vale decir, no excluye la consideración de que las vidas de los animales de explotaciones ganaderas tienen el mismo valor intrínseco. Distinto sería que me estuvieras hablando de un activismpo antizoo –por ejemplo- que estableciese en sus principios, o hiciese efectivo de modo alguno, que los animales de zoo tienen derechos, y no asì los animales de explotaciones ganaderas. El nazismo establecía jerarquías dentro de una misma especie (los latinos serìan màs agraciados moralmente que los judíos y los negros, por ejemplo). Sonarìa un poco, pues, a ideología de corte nazi. Pero no tiene por què ser el caso aquí: no hay elementos para llegar a ello en un análisis racional. Ese salto epistemològico es una trampa sustentada puramente en el juego lingûìstico. Los actos inmorales que designas no tienen un correlato en la realidad. Ciertamente lo discuto.
        Creo que es importante darse cuenta de que existe un ámbito de reflexión filosófica, moral, y otro ámbito, extensión si quieres, que es su actualización en el activismo sociopolítico y jurídico. En este se debe producir por necesidad un análisis de las condiciones de las víctimas, y un estudio consecuente de las vìas para liberar a estas víctimas de su condición. Podrìamos formular derechos civiles ya. Postabolicionismo. No se riñen. La base moral es la misma. Pero hay que darse cuenta de que actualizamos nuestra conciencia, en un entorno físico y colectivo.

        1. Perra García

          Defender a los nohumanos en los zoos, laboratorios de experimentación o en el rodeo, es inmoral porque viola el principio de igualdad. No se trata de un problema distinto que merezca ser tratado de manera distinta o aislada, toda forma de explotación o utilización de los demás animales, viola sus derechos fundamentales. Por tanto, no hay razón para considerar moralmente ciertos individuos a diferencia de otros, se trata de la misma injusticia. Es como sugerir que sólo las mujeres blancas sean defendidas de la esclavitud o el machismo, pero no las mujeres morenas o albinas.

          La mayoría de las campañas monotemáticas se centran en el sufrimiento que padecen los nohumanos, no he visto ninguna que se centre en sus derechos fundamentales. Aunque existiera una campaña que defendiera ciertos nohumanos como personas, seguiría siendo inmoral, no hay diferencia moral entre explotarlos en la industria alimenticia o utilizarlos para pruebas de experimentación.

          Dices que no existe exclusión moral al defender determinados nohumanos, en pro de los derechos animales, ¿estarías de acuerdo en defender sólo a determinadas mujeres, víctimas de la misma injusticia, en pro de los derechos humanos?, yo creo que no. Esto violaría el principio de igualdad, no importa la forma en que se haga, se trata de la misma injusticia. No hay justificación moral para defender a las mujeres blancas por sobre las mujeres morenas, aunque el mensaje no excluya moralmente a otras mujeres de manera explícita.

          No tiene ningún sentido centrarse en determinadas formas de explotación, todas ellas existen por el mismo problema: el especismo. El especismo es el objeto que debemos dar tratamiento, por eso decimos que el veganismo es un principio ético objetivo, porque reconoce un problema concreto. No existe otro problema distinto de tipo moral (que sea fundamental) en los zoos o laboratorios de experimentación, el error fundamental es creer que los demás animales existen para el servicio de los humanos, es la causa de todos los males que padecen.

    2. Una campaña contra los zoos es inmoral porque está deliberadamente ignorando a casi todas las víctimas de una mismo crimen: la explotación animal. El zoo no es más que otra consecuencia específica más entre miles de un mismo problema: el especismo.

      Hacer una campaña contra los zoos es idéntico a hacer una campaña contra la violaciones sexuales *en los zoos*. ¿Qué sentido tiene eso? ¿Acaso sólo hay violaciones en los zoos? Claro que no. Las violaciones en los zoos no representan siquiera el 1% de las violaciones que se cometen. Si *sólo* hubiera violaciones en los zoos quizás sí tendría sentido esa campaña, pero no es así.

      Del mismo modo, las campañas animalistas contra los zoos (que no abarcan siquiera al 1% de las víctimas de la explotación animal) se enfocan arbitrariamente en un determinado lugar en el que se produce la explotación especista ignorando al mismo tiempo que la *misma* injusticia se produce en todos los ámbitos de la sociedad.

      Todo esto es inmoral porque viola de manera flagrante el principio de igualdad. No es justo tratar un caso idéntico a otro de forma distinta sólo porque a nosotros nos apetezca hacerlo así. Sólo el activismo vegano es la respuesta coherente al problema de la explotación sobre los animales nohumanos.

      Como bien señala Nicole, lo que motiva esas campañas son prejuicios en favor de determinadas especies de animales y no un verdadero sentido de justicia. Si nos motivara la justicia hace tiempo ya que habríamos rechazado el especismo y volcaríamos nuestras energía en la educación vegana.

      1. Se realiza una identificaciòn errónea, vuelvo a decir. El hecho de que determinada actividad sea inmoral (como los zoos), no implica que el activismo en contra de esa actividad lo sea también… El activismo en contra de los zoos –en pro de los derechos de los animales esclavizados en zoos- no excluye por definiciòn lo necesario o justo del activismo en contra de, por ejemplo, la ganadería. Ni en tèrminos pràcticos (jurídicos-polìticos), ni en términos morales, vale decir, no excluye la consideración de que las vidas de los animales de explotaciones ganaderas tienen el mismo valor intrínseco. Distinto sería que me estuvieras hablando de un activismpo antizoo –por ejemplo- que estableciese en sus principios, o hiciese efectivo de modo alguno, que los animales de zoo tienen derechos, y no asì los animales de explotaciones ganaderas. El nazismo establecía jerarquías dentro de una misma especie (los latinos serìan màs agraciados moralmente que los judíos y los negros, por ejemplo). Sonarìa un poco, pues, a ideología de corte nazi. Pero no tiene por què ser el caso aquí: no hay elementos para llegar a ello en un análisis racional. Ese salto epistemològico es una trampa sustentada puramente en el juego lingûìstico. Los actos inmorales que designas no tienen un correlato en la realidad. Ciertamente lo discuto.
        Creo que es importante darse cuenta de que existe un ámbito de reflexión filosófica, moral, y otro ámbito, extensión si quieres, que es su actualización en el activismo sociopolítico y jurídico. En este se debe producir por necesidad un análisis de las condiciones de las víctimas, y un estudio consecuente de las vìas para liberar a estas víctimas de su condición. Podrìamos formular derechos civiles ya. Postabolicionismo. No se riñen. La base moral es la misma. Pero hay que darse cuenta de que actualizamos nuestra conciencia, en un entorno físico y colectivo.

  2. Ni siquiera se señala el nombre del autor de está columna, no puedo creer la cantidad de tiempo y dedicación que se le dio a un “trabajo” con tan poco peso que no hace más que tratar como relevantes temas que no conducen a ningún fin. Una opión lejana, absolutamente ignorante y sin peso. Si no lleva al grano en casos y situaciones concretas la protección de animales no humanos entonces cómo querido columnista. Desde tu cosmovisión desde arriba y lejana, sin poder conducir a una realidad tangible no se llega a nada, y al parecer eso es lo que esperas.
    Me avergüenza y me da mucha tristeza leerte. Soy testigo del trabajo y esfuerzo de estas organizaciones que dedican sus días sin parar por lograr el trato que corresponde a los animales (llámame especista). Lamento mucho que vivas en una burbuja meramente teórica alejada de la realidad, cual político con su discurso manoseado supuestamente cercano al pueblo. Lo lamento profundamente por tu persona “(persona” porque ni siquiera se puede hacer referencia a tu nombre que no se encuentra en ninguna parte, opinión de cobarde).

    Ojalá hubieses podido continuar la columna con el sin fin de trabajos y luchas que llevas en tus hombros, pero evidentemente es mejor basurear al resto que OCUPARTE de lo que debiera ser tu desbordante desempeño como abolicionista y darlo a conocer a la gente. Reitero mi vergüenza ajena.
    Saludos cordiales.

    1. Tamara

      Tu comentario debería haberlo borrado, incumplió las normas que he establecido en este blog. Pero por ser el primer comentario de esta naturaleza, te lo respondo.

      En mi primer lugar, este blog no es anónimo, está a mi nombre. Si te dieras el trabajo de informarte al respecto, sabrías que el autor soy yo. Segundo, no sé si realmente leíste el artículo o no entendiste nada, pero tus descargos emocionales déjalos fuera de este espacio. Este blog tiene como objetivo tratar algunos temas que han sido ignorados o no cuestionados, precisamente hace el trabajo que muchos ignoran o renuncian, el trabajo de razonar acerca de algunas cuestiones morales.

      Realmente no leíste el artículo o no lo entendiste, el artículo tiene como objetivo aclarar algunas cuestiones, como; el veganismo, bienestarismo, neobienestarismo, derechos animales y abolicionismo. Conceptos muy manoseados por las demás organizaciones y activistas por los demás animales, además de desmentir las afirmaciones falsas de la federación. Tenemos el deber moral de decir la verdad, la verdad es una cuestión ética.

      Yo no estoy cuestionando el trabajo o esfuerzo de esas organizaciones, lo que estoy cuestionando es su base ideológica, sus bases éticas por las cuáles ayudan o defienden a los demás animales. No toda ayuda es correcta, no toda ayuda sirve para reivindicar sus derechos. Por tanto, si queremos ayudarlos realmente, debemos hacer el trabajo de auto-crítica. La crítica nos permite ver nuestros errores y los errores de los demás, de lo contrario no podría existir progreso moral en nuestra relación con los nohumanos.

      Esto será lo primero y último que te voy a responder, no voy a volver a permitir tus comentarios con esa actitud.

    1. Edité acentos, conectores y algunas palabras. Quienes escribimos regularmente, nos sucede que no vemos algunos errores gramaticales o palabras mal escrita, por más que uno revise. Esto se debe a que los dos hemisferios de nuestro cerebro colaboran
      en el trabajo de leer:

      http://ludoforum.com/el-orden-no-le-importa-al-cerebro.html

      La edición que hice no cambia el significado del texto, el día que quiera retractarme de algo, quedará citado en la nota o daré el aviso correspondiente.

      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s