Falso vegano estafa emprendimientos y socios veganos

Alejandro Díaz Fuentes, ex candidato a concejal PS, es socio de numerosos emprendimientos veganos, como Espacio Vegano, Leerté, Blackbird Almacén Vegetal, Mercado Forestal, Chincol 613 y actualmente está construyendo un hostal, en el mismo edificio que Espacio Vegano.

Tras una polémica denuncia en Facebook, numerosos testimonios sobre no pago de imposiciones, no pago de productos y malos tratos, salieron a la luz.

Santiago, Chile, 24 de abril 2017.-

El 21 de marzo, una de las dueñas del almacén Blackbird, Karen Flores (conocida como Kiltrak García) publica en su cuenta de Facebook un comunicado, con el objeto de explicar las razones del cierre del almacén y terminar la sociedad con Alejandro Díaz, debido a irregularidades, malos tratos e incumplimiento de sus obligaciones.

Karen cuenta que en la sociedad que tenía con Alejandro no cumplía con los plazos, no pagaba según los tiempos y optaron por terminar todo. “Decidimos terminar la sociedad, hablamos con él, se lo dijimos, se lo tomó de buena manera, pero me dijo que no tenía la plata y me podía quedar con toda la mercadería para que la vendiera”, explica Flores.

Cuando Karen supo esto, ella publicó en Facebook que iba a hacer remate y la actitud de Alejandro con ella cambió, tratándola de mala forma. “Él cerró el local, se molestó porque iba a hacer un remate, me dijo que me podía llevar la mercadería, pero no rematarla”, dice.

Tras esto, Alejandro decidió sacar los artefactos que pertenecían a Karen de su propio negocio “Almacén Blackbird”, dejándolos en la calle, amenzándola con que nunca más podría acceder al local, a pesar de que la activista había pagado un mes de arriendo en el local. Karen decidió denunciarlo por Facebook en marzo pasado y a raíz de esto apareció mucha gente que también había sido estafada por el mismo sujeto.

1

Fotografías que lo comprueban el abandono de las cosas de Karen Flores 

2

3

La denuncia pública que hizo Karen Flores, generó que otras personas denunciaran sucesos similares en las redes sociales

Ximena González Vargas 

5

4

6

El comienzo del fin

Corría 2012 y bajo las cabezas de 5 amigos nació la idea de crear un espacio en el que convergiera la comida y libros. Así surgió Leerté. En ese tiempo, Ximena González se desempeñaba como profesora y su entonces pareja, Eduardo, hacía clases de Filosofía en la universidad. Ambos optaron por emprender el negocio con el fin de generar mayores ingresos para su hogar.

Los integrantes de la sociedad limitada tenían un porcentaje de la participación y en conjunto pintaron, se consiguieron elementos para establecer la cocina y un montón de trámites más. Al año de haber puesto el negocio en marcha, hubo un momento de quiebre en la sociedad, porque los papeles que debía presentar el arquitecto al Minvu no estaban al día. Ante eso, tenían la opción de cerrar el local, pero eso significaba pagarle cierta cantidad de dinero a todos los trabajadores del lugar, más gastos adicionales, dinero que no podían disponer y optaron por seguir.

Ximena y Eduardo experimentaron constantes problemas con el rendimiento, entonces decidieron retirarse. “Nosotros pusimos un capital de 6 millones de pesos y después eso se duplicó, íbamos constantemente metiendo plata para pagar los sueldos, imposiciones, ese tipo de cosas, pero no se nos retribuía nunca. Teníamos ganancia 0 luego de un año de haber empezado”, enfatiza. Alejandro ofreció comprar la parte de la dupla, pero nunca llegó a concretar tal promesa. Intentaron vender su parte a un cocinero del local y Alejandro al darse cuenta de ello amenazó con cerrar la sociedad.

González cuenta que Alejandro “no quería comprar su parte”, solo que se la cedieran. No obstante, la única opción que le daba Alejandro a Ximena era pasarle su porcentaje, además de seguir pagando para que funcionara el Leerté.

“Era menos dinero que cerrar y optamos por darles la parte. En ese tiempo todo mi sueldo se iba al local y eventualmente pensamos que Alejandro nos daría un poco de dinero, pero nunca nos devolvió nada. Le cedimos el 5 por ciento a su tía Blanca que vivía en Estados Unidos y se suponía que ahí iba a funcionar el local”, dice. Después de ese episodio, no tuvo contacto con Alejandro hasta inicios de este año.

Ximena señala que una corredora de propiedades la llamó “en nombre de Alejandro”, porque fue su aval en 2013 por una propiedad mientras eran socios. “Me estaban cobrando 3 meses de arriendo. Al final el Jano contó que una mujer estaba viviendo en ese lugar y ahora estoy en Dicom”, señala.

Blanca Fuentes

7

Todo queda en familia

Blanca Fuentes, tía materna de Alejandro, llegó al negocio al año siguiente desde Estados Unidos, ante la crisis que estaba experimentando Leerté. Blanca se hizo socia con un 20 por ciento y la puso prácticamente a cargo del local, ya que él dejó de concurrirlo regularmente. Su marido viajó a Chile especialmente para acompañarla en el nuevo emprendimiento.

“Con mi marido nos hicimos cargo del café un año. Él no nos insinuó nunca que nos pagaría, nos hizo vender una parte de la sociedad y acepté porque pensé que en algún momento me iba a tocar ganacia, ya que no tenía acceso al dinero directamente porque iba a una cuenta particular”, relata. Su pareja le advirtió que algo raro estaba pasando y juntos se dedicaron a revisar las cuentas: a un año de la conformación de la sociedad nunca había recibido un sueldo a pesar de estar de lunes a lunes en el local.

Alejandro se comprometía mes a mes a pagarle un porcentaje, pero Fuentes asegura que siempre contestaba con evasivas, haciendo la relación muy tensa. Un día Blanca se armó de valor y le dijo que le debía entregar todo el dinero que había entregado al café, alrededor de 15 millones de pesos o traspasarle el negocio.

“Alejandro se puso violento y después no apareció en varios días y al final hablé con su mamá porque ella vivía en una casa de mi propiedad y le pedí que la desocupara. Él llegó al café de manera matonesca, toda la gente le teme mucho porque es muy agresivo, en ese momento le hizo una seña a los trabajadores y nos sentamos a conversar”, recuerda Blanca. En ese momento, su marido le dijo a Alejandro que “era un estafador aprovechador de mujeres”, que no “podía hacerle eso a su tía”, rematando con el adjetivo de “misógino”.

A vista y paciencia de trabajadores y comensales, Blanca cuenta que Alejandro tomó del cuello a su marido, golpeándolo reiteradamente, armándose “una batahola”, asustando a toda la gente presente. Consuelo Ortega, ex garzona y barista de Leerté, fue testigo del episodio que terminó con carabineros al interior del local.

“Nosotros como trabajadores estábamos muy afectados y no sabíamos que iba a pasar, nosotros mismos llamamos a carabineros y ese fue el primer día en que Alejandro nos trató mal, de una forma súper denostativa”, explica Ortega.

Carabineros determinó cerrar el local por el día, sin embargo al rato Alejandro abrió el local, advirtiéndole a los trabajadores presentes que Blanca Fuentes no debía entrar más al recinto. Alejandro demandó a su tía por robo y el juez lo desestimó porque entre socios no había robo y blanca no tenía acceso a los dineros.

Al momento del fallo del juicio, Díaz se vendió la parte de Fuentes y cambió el RUT del café, dejando la sociedad “vacía”. “Es muy traumático enfrentarse a una persona como él, con la violencia que ejerce, ha despedido a gente de forma denigrante”, revela la mujer.

Consuelo Ortega Chaura

8

“Yo no soy de tu población”

Ortega, por su parte, cuenta que el café quedó botado, administrándolo un primo de Díaz. Sin embargo, no se tomaba en cuenta a los trabajadores, porque “nadie entendía nada”. El café cerró durante un mes por los inspectores de salubridad.

“En la página se anunció que estábamos de vacaciones, cuando en realidad estuvimos cesantes por un mes. No se nos dio ninguna explicación ni nada y perdimos nuestros ingresos. Después volvimos a trabajar con contrato por 3 meses y después pasamos a indefinido y esto se hizo con la razón social que tenía Alejandro Díaz”, denuncia la joven. Se cambió la razón social e ingresó Victoria, una nueva socia, cambiando el contrato sin finiquitar el primero y sin pagar las imposiciones del anterior.

“A pesar de que Victoria era puntual con los pagos, yo dejé de trabajar porque me sentía súper incómoda. Alejandro me hacía sentir inferior, porque es un tipo petulante, misógino”, cuenta Consuelo. Ortega vivía en Pirque, y en un principio se respetó que viviera lejos cuando estaba Blanca, pero con Victoria pasaron a llevar el acuerdo.

Consuelo Ortega llevó a trabajar a su cuñada, Daniela Ulloa. La joven denuncia una situación particular que la obligó a dejar sus labores de garzona.

Daniela cuenta que mientras estaba en la barra, Alejandro le ordenaba que baje la loza con un prepotente “baja inmediatamente la bandeja”. “Yo me enojé porque me gritó y le respondí que por qué me lo decía de esa manera, me estás faltando el respeto”, cuenta.

Según cuenta Ulloa, Alejandro le respondió “yo hago lo que quiero, tú sólo debes obedecer, no estái en tu población”. Las nuevas dueñas Victoria Sepúlveda y Ema Fuentes, acusan que la ex trabajadora tuvo faltas graves frente al Código de Trabajo.

“Presentamos su caso ante la Inspección del Trabajo y ellos nos dieron la razón, ya que sólo correspondió el pago de sus vacaciones. Ella falseaba el libro de asistencia, tenía atrasos reiterados y no cumplía sus obligaciones que la llevaron a la discusión en la cual por la violencia con la que se desarrolló por parte de ella, llevó al fin de su contrato con todos sus pagos al día por parte de su empleador Tetería Leerté Limitada”, explican.

Alex Orellana 

9

El pan que nunca pagó

Durante 2015, Alex Orellana se encargaba de suministrar al local pan integral y alfajores. Desde el principio tuvo problemas con el pago de Alejandro, retrasando la cancelación por varias semanas posteriores a lo acordado.

De pronto, otras personas se encargaron de vender el pan a Alejandro sin avisarle previamente a Alex del cambio, sin embargo ellos seguían aceptando las cosas que la joven llevaba, dando una suma de 80 mil pesos que aseguró Díaz “no iba a pagar”. “Le dije que lo iba funar donde sea y le iba a pesar. Un día me presenté en el restaurant donde estaban todos comiendo y dije “buenas tardes, Alejandro no me quiere pagar lo que ustedes están comiendo, lo que están consumiendo es parte de mi sueldo impago”, contó Orellana.

Alex cuenta que reclamó a Alejandro el aprovechamiento al ser personas de confianza. “Estás jugando con la confianza, donde tú y yo no necesitamos papel somos personas que cumplimos valores, tú a la hora de estar haciendo esto lo único que haces es reafirmar que las formas del capitalismo son necesarias, porque hay que firmar contrato un montón de cosas que te garanticen que te van a pagar”, apuntó.

“Es una persona déspota, me levantó la voz. Él sabe mi condición, a mí me quitaron a mi hija y todos los trabajos que hice de manera independiente era para pagar abogado, para darle cara al Estado y me cagó”, enfatizó Orellana.

Otras denuncias encontradas en las redes sociales

10.jpg

11.png

12.png

La cuestión moral

Aunque parezca asombroso, la comunidad vegana no está exenta de sufrir estafas y abusos. Muchas personas no son lo que aparentan y ven una oportunidad de negocio en el mundo vegano, se muestran empáticos y partidarios de los Derechos Animales, pero asumen una mentalidad mercantilista a la que sólo importa el dinero y no tienen escrúpulos morales.

Alguien que estafa a otras personas, es alguien que no ha asumido la ética como guía en su conducta, porque implica usar a las personas por medio del engaño, para obtener un beneficio económico. Es una mentalidad similar que tiene la mayoría de la gente hacia otros animales, solamente ven en ellos una oportunidad de hacer negocio, aunque implique atentar contra sus intereses.

No hay coherencia moral en ser vegano y al mismo tiempo violentar y engañar a personas humanas, pues implica violar la igualdad y el respeto básico que toda persona merece. Un supuesto “vegano” que estafa y daña a otros veganos, es una incoherencia moral y una contradicción respecto a los Derechos Animales, porque los seres humanos también somos animales y merecemos ser tratados con respeto y no ser engañados para satisfacer fines ajenos a nuestra voluntad.  

La educación moral es fundamental para evitar los perjuicios hacia las personas, independiente del sistema económico y político. Existe una mentalidad utilitarista que predomina en la sociedad, hemos normalizado la explotación de seres inocentes (otros animales), olvidándonos de los principios morales más fundamentales, luego nos sorprendemos cuando la humanidad tiene una similar desconsideración hacia otras personas humanas.

Extracto de noticia publicada y bajada del medio de prensa “El Desconcierto”.

Anuncios

7 thoughts on “Falso vegano estafa emprendimientos y socios veganos

  1. Finalmente se desenmascara a esta persona, yo tambien fui una empleada en leerte . Yo siempre trate con la sra Blanca y con su pareja que mas que jefes ellos me apoyaron en muchas cosas más y siempre tuvieron especial cuidado en el contrato, en la fecha de pago, alcancé a estar 8 meses aprox en ese café y me enteraba dia a dia de este personaje que yo creo haber cruzado dos palabras (siempre estuve esperando el dia que se le ocurriera decirme algo! ) Yo tambien estuve presente ese dia de la agresión a un caballero de 60 años que lo dio todo junto con la sra Blanca por tirar el negocio hacia arriba . Yo hablé con ella antes de todo y le dije el dia q usted se va yo tb aunque quede en la calle (teniendo que pagar todos mis gastos sola osea corriendo un riesgo no menor de quedarse sin pega) . Este hecho de la pelea fue a principios de enero del 2016, efectivamente carabineros les prohibio a los dueños a entrar por lo que sus familiares quedaron a cargo…..yo sabia que debia irme porque con todos los antecedentes ,seguro me humillaba o no me pagaba o que se yo. Espere fin de mes y renuncio con carta y todo. ERROR jamas preocuparme de que mis imposiciones estaban siendo pagadas y estaba todo ok… mal de mi parte. Bueno cumpli con mi palabra y arranque de este enfermo… Con la sra Blanca y su pareja tenemos una bonita relacion, son personas muy trabajadoras y que lo dieron todo, y a veces estamos en contacto para ver como estan….Y me impresionan tantas cosas… NI UN INTEGRANTE DE SU FAMILIA fue capaz de apoyar a su tia de ponerse de su lado, me dio una pena saber que este hombre se llene la boca con su veganismo… Para mi un vegano tiene empatia por TODA especie animal..Entonces?… Que hubo en toda esta historia, decepcion, estafa, traicion, mentira, caretas, manipulacion, discriminacion, homofobia, racismo….. Yo fui testigo, solo observaba, y victima porque aun me llevan mi caso el abogado para regularizar las cotizaciones….pero vi todo! Y que pena saber que un sinverguenza sin conciencia camine como uno mas con esa cara de arrogante que tiene que se cree?!! mirando en menos al resto, lejos la persona mas detestable que tuve el disgusto de conocer en mis 32 años …….. que persona mas soberbia egolatra peor que cualquier personaje de ficcion un tipo sin un minimo respeto al resto…es un abusador que espero la justicia haga lo suyo…y con tanto enemigo que se ha hecho ……

  2. Hola Nicole,

    Estaba preguntándome donde iba a ir tu articulo cuando por fin he entendido su sentido, en los últimos párrafos. Muy bueno articulo. ¡Felicitación!

    Un abrazo desde Marsella,
    Jérémie.

  3. ¿Por qué sacaron esto del desconcierto? Lo noté y se me hizo sospechoso, más aún cuando mencionaron contactos en el SII y la municipalidad, que mafioso el ctm, siempre advierto a mis contactos sobre él para que no vayan, les recomiendo Nuna que tiene tortas, queques veganos y ofrece café vegano también, saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s